Contouring VS Strobing: ¿cuál prefieres?

March 13, 2018

 

 

 

Como si se tratase de un acto de magia, el contouring y el strobing pueden afinar cualquier parte de tu rostro, dejando atrás las imperfecciones y sacando lo mejor de ti en pocos minutos.

En verano, sigue siendo la técnica favorita de muchos, y el mejor aliado para llevar una textura al natural con una técnica que no tiene por qué ser complicada.

 

Pedro Hermenegildo, make up artist y profesor del curso Maquillaje 101 de MAD te enseña a llevar este estilo, que sigue reinando en esta temporada. 

 

Como ya sabes, el contouring te ayuda a afinar las facciones de tu rostro por medio gracias a la mezcla de sombras claras y oscuras. Mientras que el strobing está basado en la técnica de aplicar iluminación en zonas específicas del rostro para que la luz cree un buen balance sobre tu piel.

 

El especialista aconseja llevar esta técnica de noche, sobre todo en verano, ya que las altas temperaturas, y la luz del día, pueden hacer que tu rostro sude y empañar toda la labor que hiciste. 

 

 

¿Cuál es la diferencia entre contouring y strobing?

Quizá pienses que son muy parecidos, pero el objetivo de cada técnica es distinto. 

 

Un contouring te ayudará a jugar con los tonos claros para dar más protagonismo a los volúmenes del rostro. Mientras que los tonos oscuros te ayudarán a profundizar tus propios rasgos. 

 

Paso 1: Moldea tu rostro con el tono oscuro de base que has elegido. Aplica sobre las mejillas en forma diagonal con dirección a las orejas. No olvides pasar por la mandíbula y la sien. 

 

 

Paso 2: Ilumina el contorno de los ojos con el tono más claro que tengas de polvos traslúcidos en las siguientes regiones: zona T, nariz, barbilla y frente. 

 

Paso 3: No abuses del color. Por eso, si vas a usar rubor, haz una sonrisa para marcar las mejillas y aplica ligeramente dos toques del mismo blush.

 

Paso 4: Por último, funde tu maquillaje. Comienza por las zonas en las que has aplicado el iluminador, y después sigue difuminando el resto con una brocha grande mediante movimientos circulares. 

 

 

Mientras tanto, el strobing dará a tu rostro otro acabado, basado en el tema de la luz.

 

Paso 1: Aplica tu base de maquillaje habitual pero, antes, usa una prebase para atenuar las imperfecciones.

 

Paso 2: Añade un corrector y aplica en forma de triángulo sobre las ojeras, barbilla y zona central de la frente mediante un tono más claro al de tu color. 

 

Paso 3: Sella la región de las ojeras usando polvos traslúcidos.

 

Paso 4: Utiliza tu iluminador, que puede ser un producto en líquido o crema, y aplica en la área alta de los pómulos, difuminando hacia la zona más superficial de tus cejas.

 

Paso 5: Añade polvo iluminador para sellar el trabajo.

 

 

 

Share on Facebook
Please reload

  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Google+ Icon
  • Grey YouTube Icon
  • Grey Pinterest Icon
  • Grey Instagram Icon